1/12/11

Haz como yo, mira los pájaros

Joanna Chroback

Si dijese que no lo encuentro, cuando camino... Pero las razones de las abejas se me escapan, y la miel es dulce pero la cera...
Suelo mirar a los pájaros cuando se posan en las baldosas rotas para beber el agua de esos pequeños charcos, casi lagunas para ellos. Andan a saltos, los gorriones. Me gustan. Las palomas se contonean, sin gracilidad alguna,
Siento la lluvia. Despacio. A veces golpea con más intensidad. Hoy. Los sonidos ásperos elevan palabras sin sentido, hacia nadie, y sin embargo provocan lo innecesario. Aún no sé porqué.
Los árboles se convierten al amarillo, esa religión oficial tan extendida en los otoños cálidos. Suelo mirar con fijeza buscando un cromatismo negado a la mayoría no sé muy bien porqué. Sí, ¿pero qué importancia tiene? El agua no deja ser. El miedo más bien. El miedo al agua. Regueros de agua de lluvia por doquier. Hoy es ayer. Mañana no fue.
Llueve otra vez. Estoy oyendo cantar jazz.

5 comentarios:

40añera dijo...

A mi me encanta venir a leerte en una tarde de lluvia, será que el sonido de las gotas me relaja y me deja volar por tus letras, hoy tu texto me recuerda a esas lágrimas en la lluvia bajo las que muere Roy, ese replicante de Bade Runer.

Un beso

lara dijo...

Tan magnifico como siempre, te admiro cada dia más.
Un beso

Lara dijo...

Te invito a que pases a mi blog sinlagrimasenlosojos.blogspot.com
Un saludo

Diego Jurado dijo...

Y a mí me encanta que lo hagas, 40añera. Un placer siempre.
Hermosísima película, sin duda, espectacular imagen.
Un beso

Diego Jurado dijo...

Gracias, Lara. Lo haré.
Un saludo