1/11/10

Basura

He tenido noches muy oscuras, y muy largas y muy frías; tan frías como el suelo en el que me sentaba, en un diminuto cuartito vestidor…
Sentada, apoyando mi cabeza sobre mis rodillas, llorando… Sosteniendo en mi mano… un arma; un arma más fría que la propia noche…
Nunca olvidaré… su tacto, el tacto de ese arma… su tacto siempre helado.
La acariciaba… la miraba… y pensaba… lo fácil que era apretar su gatillo… y ya… se acabó. Era demasiado fácil… Sólo había que tener un poco de valor.
Necesitaba descansar, dejar ya de luchar…

6 comentarios:

40añera dijo...

Plasmas la agonía del querer escapar y no saber muy bien a donde
Saludos

Carmela dijo...

Si, demasiado fácil, demasiado difícil.
Bicos pensativos.

Llum Rovira Gil dijo...

Hola! yo colgé también un escrito sobre eso.
Como estás?? te mandé un correo.
besos




LLUM

Diego Jurado Lara dijo...

Gracias, 40añera, por estar.Un placer.
Un saudo

Diego Jurado Lara dijo...

Demasiado, sí,demasiado.
Un beso sin pensar.

Diego Jurado Lara dijo...

Hola guapa.
Sí, recuerdo algo de tema parecido, pero lejano al origen, creo recordar.
Ando bien, ¿y tú? Miraré el correo, cada vez estoy más desastrado.
Un beso, Llum.