12/2/11

En la ciudad de los muertos

Les gustaría meterte en un sepulcro y apartarte, obligarte a deambular en la ciudad de los muertos, salvo que aceptases ser como ellos, sumido en la estupidez general, rancio, soez, malpensante y maledicente. Y es que están podridos por dentro.
Si les das la mano no sólo te exigen el brazo sino que te la muerden y piensan desde su pútrido interior que quieres algo. Son así de tristes y de indecentes. Pero si no se la tiendes... Si sonríes suponen que eres taimado, que escondes algo, que buscas algo. Son así de retorcidos y desalmados. Pero si no lo haces... Hagas lo que hagas estás cautivo, perdido. Por eso siempre prefieren a los drogados y a los vendidos, a los como ellos o parecidos, antes que la verdad y la naturalidad, antes que a los distintos.
Y qué difícil es andar entre la gente. Qué difícil y qué cansancio produce. Dan ganas de abandonar, de convertirte en un autómata vital, invisible, vulgar; realizar un horario y no hablar, ni sonreír, ni tan siquiera mirar.
O eres un vampiro de mirada pérfida, lengua viperina y alma pútrida o tratarán de enterrarte vivo, en un sepulcro, en la ciudad de los muertos, y ahí deambular; porque los muertos no necesitan más. Los vampiros, en cambio, sí, la sangre de los demás; para ellos es vital.

11 comentarios:

Danilo Sergio Pallar Lemos dijo...

Seus textos são sempre muito expressivos e emblemáticos. Prossiga.
www.vivendoteologia.blogspot.com

40añera dijo...

Es que lo podrido llama a podrido y simular corrompe y cansa
Un beso y buena semana

Anónimo dijo...

Esa es la vida del Robinson Crusoe moderno, naufragando entre personas. Cada vez mas perdido en un mar de gente y como unica salvacion subir al barco de la estupidez, o morir a la soledad. Es duro continuar, continuar siendo uno mismo cuando te ves arrastrado por la multitud.
Suerte que la lucidez me visita de vez en cuando y me recuerda por qué continuo y que todavia no hay nada perdido.

Me alegró cruzar palabras contigo, aunque no fueran muchas y tampoco en el mejor sitio.
Un abrazo, cuidate.

Marisa dijo...

Desolador pero , en ocasiones, real el panorama que has trazado de lo difícil y, a veces, mezquino de la convivencia. El hombre es un lobo para el hombre, sin duda. Selva vital por la que deambulamos buscando lo mejor que, sin duda, tenemos pero preferimos dormirlo en la noche de los vampiros.
Me ha gustado mucho tu texto, Diego, mucho.
Un besazo.

Isabel de León dijo...

M ha recordado a la pelicula d Michael Caine:ladrones de cuerpos...cuando el pobre intentaba seguir siendo persona contra los alienigenas...jajajajjaa...si Diego, soy un poco friki!!jijiji
Espero q no estes en la situacion, pero si es asi LUCHAAAA amigo, se tu mismo, y no t dejes dormir aunq t pongan una nube como colchon...

Saluditos de la chica ensimismada.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por tu blog, te invito a que te pases por el directorio web/blog www.cincolinks.com podrás promocionar tu web, con tu ficha y tus votaciones y valoraciones, con un método de intercambio de visitas llamado 5links! con el que tu blog será visitado tanto como visites a los demás y que harán que tu blog se de a conocer por toda la red. Pásate ;)

Saludos, espero verte por www.cincolinks.com.

Diego Jurado Lara dijo...

Un placer, danilo, tenerte por aquí, y que sientas así mis palabras.
Muchas gracias.
Un abrazo

Diego Jurado Lara dijo...

Tan obvio es... pero como decía Ortega, estamos en un país que hasta lo obvio tiene que demostrarse.
Gracias por estar, 40añera.
Un saludo y feliz semana para ti, en esta que comienza.

Diego Jurado Lara dijo...

Un placer siempre, a pesar de esas cosas, el ssitio tan hinóspito y la brevedad. Alguna vez será en otras circunstancias, supongo...
Siempre hay... tú lo sabes, por tanto...
Un abrazo, chaval. Cuídate.

Diego Jurado Lara dijo...

Tan lúcida siempre, Marisa, y tan especial para decir las cosas que siento, y que digo de otra, como las veo. Me gusta como escribes, mucho.
un beso

Diego Jurado Lara dijo...

Hola chica ensimismada, por la vida, sin duda, por ella, sino serías de otra forma, y es esta la que tiene que ser, porque así eres tan única y especial. Bueno, ya sabes, así que...
Un beso