25/10/11

Caos

Quizá necesitásemos una concepción más imaginativa de la realidad, percibida o no, tal vez incoherente, fuera de toda lógica. Quizá si imaginásemos el caos y lo hiciésemos como algo hermoso, inmenso y creativo, podríamos tener una oportunidad, pero me temo lo peor. Creo que faltan procesos imaginativos, y pasión y dulzura. Sobra comercio. Necesitamos, sin duda, esa concepción imaginativa de la realidad, y la necesitamos ya, porque somos incapaces de oler. La mística ha muerto y la lírica está a punto de desaparecer. A veces oígo música, un contrabajo lejano y un violín y una extraña paz me inunda. Es un Requiem. Tal vez sea necesaria, también, la muerte del Hombre, y volver al caos primigenio. Tal vez.

8 comentarios:

40añera dijo...

O necesitemos una catarsis para poder empezar de nuevo a sentir ya que no hemos vuelto insensibles
Un saludo, no, mejor un beso

Tânia Souza dijo...

bonito, e triste como alguma melodia que chega de longe...

Isabel de León dijo...

Yo tengo mi concepción imaginativa de la realidad...y después siempre m pasa q acabo d bruces contra el asfalto duro, sucio y oscuro en cuanto tropiezo con el resto d los mortales...aaarrggg!!!vivir y dejar vivir...para algunos imposible!!!
El caos primigenio...jummm!!!creo q ya estamos en él...desde hace unos años...

Saluditos de la chica en mi fa sol.

Diego Jurado dijo...

Es otra posibilidad, pero ya. Kaos, catarsis, conceptos tan griegos y mira Grecia.
Un beso, sí, mucho mejos, oara sentir,
Muchas gracias 40añera.
Otro para ti

Diego Jurado dijo...

De longe, como uma lápide que pesa, lindamente esculpidas, mas opressivo. E ainda a esperança está sempre lá.
Muito obrigado, Tania, para estar e para trazer as suas belas palavras em seu bellísimi linguagem.
Um beijo

Diego Jurado dijo...

Siempre ne haces sonreír, Isabel, y a veces reír a carcajadas. Eres especial.
¿Por qué esa chica?
Un beso mi Doña

Claroscura dijo...

Tan sólo el que sabe apreciar lo bello de la existencia es capaz de ver a través de ojos de imaginación aquella realidad que nos rodea.
No obstante las cadenas de la monotonía y lo pragmático nos hace que, cada vez que tratamos de levantar la mirada hacia ese sol, que no es sólo la estrella que algún día se apagará, alguien o algo, o incluso nosotros mismos en ciertas circunstancias, nos atrape en lo gris de nuestra sociedad muerta.

Diego Jurado dijo...

Qué podría decir al respecto... Hablaría de las palabras de wilde, pero mejor lo dejamos así.