15/8/10

Ahora

Me llamo nadie. El sol brilla con fuerza, arriba. Casi quema. Perdí la dulzura en medio de algo, del camino, en las súplicas, entre la verdad de los números, de las voces, y firmé todo, sin deber hacerlo. Pero ahora callo. Hazlo, me digo. Ahora sonrío. Ya veo, huelo y siento, saboreo.
Pedí por favor, y su consecuencia fue un número impar. Conté cuentos alrededor de todo. Ahora, levántate, me dije. Lo hago. Deslizo por el cielo, pero callo. Tal vez los antiguos, tal vez el universo. Yo puedo ser, llorar, ver, y evitar los accidentes. Todo es real, ahora, para mí.
Hay de todo y de nada, ahora. Grito, sé tú mismo. Basta de control. La verdad, sólo la verdad. El resto no merece la pena. Los demás… entrad dentro, desentrañad el nudo, si podéis, si queréis, aunque dudo que lo intentéis.
Conduje durante horas en busca de nombres que no dicen nada, y siempre lo hice por los alrededores del universo. Y caí, en silencio. Pero el centro queda lejos, lejos de todo, de la verdad y la vida. En él está el sonido, donde hay que ir. Yo voy ahí, lo he oído. Estoy harto de controles.
Vosotros, que estás ahí, en la nada, callad. Yo iré. Aunque me llame nadie. Ahora sé el nombre.

Ua vez escribió un poeta: "Cuando hables de mí, que sé que lo harás, como lo has hecho ya, hazlo apenas, y sé amable, sé conmigo, sé benévola." Silencio, el sonido de Dios.

5 comentarios:

Carmela dijo...

Me callo :X
Genial! (perdón)

40añera dijo...

¿Qué añades a estas letras? nada las estropearía
Un saludo

Anónimo dijo...

Qué mala eres, Carmela. Pero me haces reír, y eso es un lujo. Mil gracias, por tus palabras, una, y por la risa.
Un beso.
Diego

Anónimo dijo...

Vaya elogio, 40añera. Gracias po pasar y esta, y por él.
Lo tuyo tampoco tene desperdecio.
Saludos.
Diego

σяαηgεℓ мαηυεℓ dijo...

OYE! amigo este me ha cautivado completamente mis respetos, de verdad te felicito, te invito a seguirme http://leunamlegnaro.blogspot.com/ ya que yo lo he hecho SALUDOS