16/8/09

Lisura


En la ciudad de las sombras, bajo la suave lluvia que cala el alma, vive una flor de pétalos suaves, amarilla y blanca, pequeña; elevándose solitaria entre metales y asfalto, en un mundo frío de piedra que agosta y aplasta.

La lluvia moja mi cara, mientras la miro y se acicala. El agua salpica cuando caemos. No tiene sentido la lucha, no es el camino. Tampoco el olvido cuando lo querido vive en los pliegues de dentro, asido a las hechuras de una búsqueda de siglos.

Sólo la observo. Y te doy su reflejo en mis ojos. No quiero arrancarla para entregártela, no quiero quitarle la vida, sólo compartir su belleza con la mirada. La miraremos y la noche se hará día, y el gris se transformará en colores alegres. No habrá problemas. Se irán los miedos. Se cumplirán los sueños. Te daré la mano como tantas veces, con suavidad. Me mirarás y sonreiremos. Entonces será siempre, desde ese día. El principio de todo. La vida. Te llevaré, en la tardía luz de septiembre, al paraíso, apenas percibido en otro tiempo, en otro espacio. Sé dónde está. Yo lo he visto.

8 comentarios:

Ruth dijo...

Precioso Diego.

"Como todo lo que delinian tus dedos
convertidos en sendos pinceles,
que acarician el alma y el lienzo
de quien gusta de estos placeres".

¿Cuántas almas hay navegando a la deriva, capeando tempestades, y sobreviviendo en medio de este inmenso océano que es la vida???

Gracias por tus letras y por tus palabras.

!Que tengas un feliz viaje!

Saludos.

Andrea dijo...

Qué bonito..la imagen final, dar la mano con suavidad para llevarla al paraíso. Lo has visto?, creo que yo también, alguna vez..Un beso Diego.

Crestfallen dijo...

Qué bella entrada, Diego! Muy metafórica, qué necesaria nos resulta la belleza, verdad?

¿Cómo ha ido todo? Ojalá que muy bien. Besos desde Barcelona!

sky-walkyria dijo...

el futuro es el espejo en el que miramos a los ojos nuestra esperanza
y nuestra fuerza

besos!

Anónimo dijo...

Gracias Ruth por esas bellísimas palabras, con las que haces poesía.
Gracias a ti, por tus palabras y por tus letras. Y gracias, también, por tus deseos. Ha sido un viaje espectacular, para los sentidos, para el alma, para vivir.
Saludos.
Diego

Anónimo dijo...

Hola Andrea. Me alegro de que te haya gustado.
Lo he visto, sí, he visto el paraiso, y es lo más, donde me gustaría volver algún día.
Me alegro de que tú también.
Un beso.
Diego

Anónimo dijo...

Hola Mireia.
¡Cuánto tiempo! La belleza es, y sin ella, nada. De ahí su búsqueda.
Todo perfecto. Este verano está muy ajetreado. Mucha montaña y mucho norte de Europa. La belleza.
Muchas gracias. Me alegro un montón de saber de ti.
Un beso.
Diego

Anónimo dijo...

Me encantan tus metáforas, tus juegos de imágenes sky. Elegantes y preciosas. Toda la razón. Siempre he de dártela.
Un beso.
Diego