6/3/11

Tal vez

De lejos era un objeto sin importancia, o lo parecía; poco llamativo. Un trapo en sí mismo, sin más. De apariencia delicada, eso sí, pero que, debido a unas manchas que el sol resaltaba, le hacía parecer si no usado si desgastado, o afeado, por las inclemencias atmosféricas, tras llevar allí, con toda probabilidad, varios días. Tal vez tirado, tal vez usado. Tal vez por otras circunstancias, tal vez. O era un análisis excesivo para una simple percepción visual.
La vacuidad intelectual que un exceso de alcohol -sobre todo si forma parte de tu atuendo existencial- provoca en la mente, es tal que, a veces, lo que ves es como un complejo juego de espejos en el que se reflejase un espejismo. Y mi vida era, en aquel momento, un Sahara vital, eterno e infinito, regado de vodka sin hielo. ¿Las razones? Los eriales emocionales son tan oscuros que es absurdo intentar esclarecer los abismos, más si se carece de candil, siquiera, para poder dar un paso sin caerte en ese pozo sin fondo.
Escribiré, tal vez, esa larga historia de desechos que es mi vida, pero deberé escoger entre ir a comprar un lápiz -pues el que arrastro por el papel está mordido (y eso perturba, aun en estas circunstancias, mi sentido de la estética) y es tan pequeño que apenas puedo usarlo sin hacerme daño en los dedos- o seguir degustando este horrible vodka que sublima mis recuerdos, tal vez, no estoy seguro, o los despedaza. No lo sé. Y siento, pero claro, es sólo una percepción basada en el sándalo alcohólico, que primará mi deseo de seguir soñando. Tal vez, sólo tal vez. Y suena Tom Yorke.
Como dijo el sabio Homero cuando fue abducido: “No me comáis extraterrestres, tengo mujer e hijos, comeos a ellos”. Pero claro, él era Homero Simpson, maestro de tanto, y yo un simple mortal que ha visto un pañuelo de seda en la calle, ensuciado tal vez, sólo tal vez, por los humores del vodka.

2 comentarios:

Ornella dijo...

tengo una pregunta.. fuiste a comprar el lápiz, o aún andás lastimándote los dedos? Vaya, que importa si fue un "análisis excesivo para una simple percepción visual".. perturbado por el sentido de la estética, sublimando recuerdos con vodka sin hielo_ y escuchando Tom Yorke.. delineaste una vivencia a la cual mis percepciones (tb excesivas) se quedaron sin canciones..
Brindo contigo compañero! dime tú con que nos embriagmos.. cariños

Diego Jurado Lara dijo...

Es lo que suele ocurrir, Ornella, cuando andamos por esos lares. Tendré que comprarlo si quiero seguir escribiendo, pues me gusta el sonido apenas perceptible que hace sobre el papel.
Qué mejor que con el elixir de la pasión, pero en cualquier caso lo mejor es embriagarse, lo de menos con qué.
Un beso