15/7/09

El resuello del ahogado


A veces se muere de éxito, en plena fiesta, coronado de laureles, vestido de azucenas. El mundo a tus pies, acrecentando una leyenda que crece. Y sin embargo el alma se apaga, se empequeñece, cuando a la mirada le falta. Hay rumores de agonía entre suspiros que se escapan. Hay momentos que se hacen lentos entre el paso de las palabras que hablan pero que no dicen nada. Hay un momento para todo y este es el de la falta.

Hay una letanía de pañuelos blancos que adornan la plaza. La vida recurre a las miradas, pero la mayoría no dicen nada. Miradas vacías, ausencia de almas. Ojos que son espadas, hacia dentro y hacia fuera. Ojos que se clavan, que laceran y que dañan.

Lo que cuenta es el presente, parece, y ese presente es como el resuello del ahogado en la búsqueda de un hálito de vida. Un resuello callado, angustiado, entre el olor dulzón de flores muertas, de lilos mustios y negras hiedras.

4 comentarios:

Rudy Spillman dijo...

¡Waw! He debido leerlo tres veces. Lo bueno es que fue para disfrutarlo más y no para entenderlo.
Diego, con algunos de tus escritos logras hacer disfrutar con el sufrimiento. Suena masoquista, pero en estos casos no creo que lo sea.
¡Bravo, bravo! Hazle una fiesta a tus musas.

Anónimo dijo...

Me halagas en demasía, amigo mío. Y añado las palabras de mi respuesta anterior a esta otra. Me alegro de que te guste y que lo disfrutes por esa vía del placer y no del sufrimiento.
Espero que estés muy bien.
Un fuerte abrazo de tu amigo.
Diego

Ms Sheet dijo...

Hola! Quería darte las gracias por pasarte por mi blog, pero mi estilo se queda en nada comparado con el tuyo ;)

Me encana esta entrada! No se si entiendo lo que hay que entender, pero a veces es más bonito que cada uno interprete a su modo, no?

Mañana leeré el color de las mariposas, que tiene muy buena pinta.

Un saludo!

Anónimo dijo...

No hay por qué. Es un placer. Gracias a ti, por pasarte y por tus palabras.
Me alegro que te guste la entrada. Una vez que alguien escribe algo queda para el que lo lee, sólo para él, por tanto llevas toda la razón, es tuyo ya.
Espero que te guste "El color de las mariposas".
Saludos.
Diego