28/9/09

Navego

Navego en un mar de alas rotas, sin sentido. A veces me falta el aire para respirar. Quisiera soñarte un poco menos, sentirte lento, pero no puedo. Es como morir. Morir abrazado a sedas que se desvanecen entre el azul del cielo.

Sólo quiero beber tu veneno; sentir la lisura que derraman tus ojos, dormirme en ellos; notar tus manos entre mi pelo. Ahora, ahora que ni la lluvia calma, ni tapa, ni cubre. Ahora es cuando quiero trenzar mi danza, elevar mi alma, vivirte dentro….

6 comentarios:

Andrea dijo...

Qué bonito! Intenso a más no poder, 'vivirte dentro', dos palabras que, unidas, llegan con fuerza. Un abrazo Diego.

AnDRóMeDa dijo...

Hermoso, poderoso.
Creo que son dos palabras que calzan a la perfección en este breve escrito. Como siempre, muy bien logrado, mi niño.
Un abrazo!

Ruth dijo...

Preciosas letras que abrigan mi alma..........

Besos.

Anónimo dijo...

Me alegro de que te guste tanto, Andrea. Esas palabras son las palabras, no hay duda, son, juntas, algo excelso.
Un abrazo.
Diego

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias Andro. Siempre es un placer leer lo que dices, y saber que estás.
Un beso.
Diego

Anónimo dijo...

Gracias Ruth. Si te han abrigado me doy por satisfecho.
Un beso.
Diego