22/12/09

Velos de sombras. Galopes.


¿Qué hay enfrente de dónde? Aquí no hay nada. Todo vuela en una carretera sin fin. Mi hermano y yo caminamos durante horas como mentiras sin cara por el blanco de la nieve derretida. Cuando perdí la dignidad el viento azotó mi rostro. Pude, pudimos, pero sólo era asfalto mojado cubierto de nieve deshecha. Y ahora oigo alrededor de mí como grita el mundo. La bestia pisa la hierba y no deja que nada germine. Sólo hay una cruz clavada. Refuté la tierra y miré al sol, pero al final descubrí que sólo brillaba sobre la nieve, en reflejos opacos. Miles de kilómetros caminando como un dormido ausente, sin oír palabras, sin ver imágenes. Sólo vi rostros reflejados en el hielo. Me quedé aterido.

Y ahora oigo el galope de un caballo que hunde sus cascos en una tierra que no germina. Infierno y paraíso en un mismo lapso, presentido, vivido y bebido. El tiempo de una guerra sin cuartel que no concluye. Flores en los cañones. Flores cautivas. Y en las manos aún queda el perfume de las que di un día, probablemente ya marchitas, sin pétalos; flores esclavas de aquel momento en que todo era y que ahora es nada. Y aun así me mezo en la melancólica esperanza, tal vez, de un día ser el guardián de los sueños, en un baile de coloreados pétalos, al que estamos invitados, fuera de esta mascarada sin savia que ocupa todo, que no termina.
No quiero más galopes que taladran el alma, ni guerras impías. Quiero dejar de ir a la deriva y vararme en desolados puertos, sin salida, sin vida. Sólo quiero descansar y ser, de una vez, por siempre, ser.

10 comentarios:

AnDRóMeDa dijo...

Hemoso, Diego.
Tienes las palabras justas para que un corazón sediento como el mío se sacie de tu frescura.
Quiero citar una parte que me gustó mucho:
"No quiero más galopes que taladran el alma, ni guerras impías. Quiero dejar de ir a la deriva y vararme en desolados puertos, sin salida, sin vida. Sólo quiero descansar y ser, de una vez, por siempre, ser."

Lindo... profundo y sincero.
Un beso enorme para ti, mi niño y recuerda que sigo presente :)
Un abrazo y felices fiestas!!

sunny dijo...

seguir soñando,
por encima de la piedra,
dejarse morir como la nieve
bajo el sol...

Andrea dijo...

Comparto el deseo final, quizá algún día logremos finalmente 'ser'. Precioso y suave texto con tu sello personal. Un abrazo Diego y muy felices fiestas.

Ruth dijo...

Querido Diego, te deseo una Feliz Navidad rodeado de tus seres queridos, en buena compañía y con regalitos bajo el árbol.

Besos.

curie dijo...

Cómo "ser" uno mismo cuando la felicidad de los demás depende a veces de la nuestra.
Feliz Navidad y prósperas escrituras para el año que entra.

Anónimo dijo...

Mil gracias, Andro, por tus palabras y por estar, simplemente por estar en tus tiempos.
Un beso igual, para ti, y mis mejores deseos en estas fiestas.
Diego

Anónimo dijo...

Gracias Sunny por tus bellas palabras.
aludos.
Diego

Anónimo dijo...

Muchas gracias Andrea, por tus palabras. Es un deseo eterno, aunque difícil, pero por el que luchar.
Feliz Navidad para ti también, para ti.
Un abrazo.
Diego

Anónimo dijo...

Te lo agradzco, Ruth. Espero lo mismo para ti. En cuanto alos regalos, que sean un instante de ternura, la calidez de un abrazo, el recogimiento de una mirada, y el deseo hecho realidad de ser mejor persona.
Un beso.
Diego

Anónimo dijo...

Sólo siendo, Curie, o al menos intentándolo.
Mis mejores deseos para ti también en estos días.
Un beso.
Diego