19/1/08

El tiempo. S.P.

El tiempo ya nunca es tiempo, ya no puedes marcharte sin dejar una parte de ti en nuestras vidas, estas han cambiado para siempre, nunca seremos los mismos, cuanto más cambias menos sientes, cree en mí, cree que la vida puede cambiar, no estamos atrapados en vano, no somos los mismos, somos diferentes esta noche, brillantes. Y tu sabes que nunca estás segura, pero lo estás de que podrías tener razón si pudieras verte al trasluz, y las brasas nunca se desvanecen en ti. Cree, cree en mí, cree en la urgencia firme del ahora y si tu crees que no hay una oportunidad en esta noche tan brillante, crucificaremos a los mentirosos, haremos que las cosas vayan bien, sentiremos todo esta noche, encontraremos una forma de ofrecerle a la noche los momentos indescriptibles de tu vida, de nuestras vidas. Esta noche lo imposible es posible. Esta noche cree en mí como yo creo en ti, y siempre habrá más y mejor. Cree en mí y esta noche hará que la vida sea una noche brillante que no acabará.
El pasado es indestructible; tarde o temprano vuelven todas las cosas, decía Borges, y una de las cosas que vuelven es el proyecto de abolir el pasado, de construir el presente desde ese pasado.

2 comentarios:

anonima dijo...

muy bonito y muy intimista, me lleva dentro. Lo sentí muy hondo. ¿lo dices a alguien especial?
saludos

Diego Jurado Lara dijo...

Muchas gracias por tu comentario. Palabras preciosas las tuyas.
¿Si lo digo a alguien especial? Siempre escribo para mí. Y si es para alguien no lo diría, y menos aquí. Y si fuera para alguien, claro que sería especial.
Gracias de nuevo. Un placer.