23/1/08

Vivir y algunas cosas más.

Muere lentamente quien evita una pasión y su remolino de emociones, las que regresan el brillo a los ojos y restauran los corazones destrozados; y muere más tristemente aún, quien lo hace por una convención. Muere lentamente quien no arriesga lo cierto y lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite, ni siquiera una vez en su vida, huir de los consejos sentados. Que el Dios de los mediocres se apiade de su vacía y triste alma.
Decía Baudelaire, en su inmensa sabiduría que "se debe estar embriagado siempre. Todo consiste en eso; es el único problema. Para no padecer el horrible fardo del tiempo que nos quiebra los hombros y los inclina hacia el suelo, uno debe embriagarse infatigablemente." La cuestión es de qué. Ahí radica el saber. Ahí radica el vivir. El saber vivir.

Vivir. Jugar. Dualidad. ¿Se quiere jugar? Se juega. ¿Reglas? No hay juego. ¿Convenciones? Atan. No quiero jugar. Atrevimiento. ¿Convenciones? No hay juego. No juego. No vivo. Dualidad. No sé jugar. No sé vivir. Acepto el deambular. ¿Hacia dónde voy? Tranquilidad. Algo que me estabiliza. Acepto. Desecho lo que me da vida. No juego. No vivo, pero creo que sí. Asunción de la realidad. Tranquilidad. Daño. Libertad. Realidad. Si no hay libertad no hay juego. Si no hay libertad no hay vida. La libertad de jugar implica la libertad de hacer, de pensar, de actuar, de sentir. No hay más. Mala conciencia. Duda. No hay juego. No hay vida. No es dejarse llevar. Hay duda. Inestabilidad. Vivir el momento. Sentir. Actuar. Vivir. Evitar el momento. Sobrevivir. Deambular. Incapacidad. Sólo estar. ¿Aceptable? Cada cual decide. Estar por estar. No sentir. Utilizar. Hipocresía. ¿Dónde? Cada cual es cada cual. Prefiero sentir el momento, vivir y jugar. Participar. Nada importa. El resto sabrá. Si no sabe, allá cada cual. Aceptar. Vivir. Yo así lo siento. Vivir. ¿El resto? Sobrevivir. Tal vez morir. Me siento vivo. Así quiero vivir. Así quiero estar. Vivir con total intensidad. No perderme nada. El momento. No dejar nada pasar. Pérdida. Negación del yo. El placer de sentir todo, de tener, de aceptar. Jugar. Placer. Vivir. Música. Belleza. Arte. Amistad, Placer. Tacto. Olor. Gusto… La vida sin más. Los demás que acepten o sigan en su mediocridad. La armonía del momento. Armonía total. La vida es sencilla. No deseo complicar. Allá cada cual. Vivir. No saben. No desean. No se atreven. Da igual. Vivir nada más.

Ella es como una preciosa niña salvaje, adicta a la heroína, que vuela tan alto como una cometa y se cree que está en la cima del mundo, pero que no sabe que está muriendo, que no se lo cree aunque le enseñes las marcas.

2 comentarios:

anonima dijo...

Estoy deacuerdo contigo en lo de que las convenciones, el que diran te impiden ser y actuar. Si dejas que el miedo al daño, a lo que diran o pensaran te impida vivir y sentir lo que quieres y te gusta y te da vida, no merece la pena vivir. Y si los demas no te comprenden o aceptan como eres no te merecen ni saben estar. La libertad es lo principal y si te quieren bien te respetaran y te dejaran sentir con lo que quierasy con quieras.
Gracias por tus palabras y por hacerme pensar.

Diego Jurado Lara dijo...

¿Y con quién quieras, quieres decir? Si. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Pero no todas las personas son capaces de hacerlo. Allá cada cual, ¿no?
Un saludo, y gracias.