5/1/08

Sólo unas palabras, y un regalo.

Sólo unas palabras de cómo me siento, de cómo he empezado. Y no es desaliento. Sólo es.
Si un día amase, no sería amado. Basta que yo quiera algo para que muera. Mi destino no tiene la fuerza de ser mortal para nada sino la debilidad de ser mortal en las cosas que son para mí.
No el amor, sino los alrededores es lo que merece la pena...

Y ahora el regalo.
Es un descubrimiento. De esas cosas que pasan y que no te explicas porqué pasan. De pronto aparecen y son. Sin más. Ella y él. Una historia curiosa. Pero no es lo que importa. Me importa lo que dicen, cómo lo dicen y quienes lo dicen. Es melancólico, lo sé. Pero qué se le va a hacer. No estoy para otras cosas en estos momentos.
Disfrutad si os place y si no, dejad de escuchar.
http://es.youtube.com/watch?v=_5JukRWSCE0

3 comentarios:

anónima dijo...

tienes una sensibilida q mata. megusta lo q dices. siento lo q dices como muy especial. me haces llorar de emocion.

Ana dijo...

Gracias, otra vez.

Diego Jurado Lara dijo...

No hay por qué. Sabes Ana, de sobra, que es un placer. Hay personas que se lo merecen, y una de ellas eres tú.
Los regalos sólo son eso, cosas que se dan para llenar el alma a cambio de nada, por el placer de dar. Sin más.
Un beso