16/12/08

Los sonetos del pasado


Ando por andar, perdido, buscando en la memoria, intentando percibir los sonidos, para ver si me muestra los perdidos, a encontrar el amigo, a encontrarme a mí mismo. Pero sólo encuentro los sonetos que escribí en el pasado. Paseando la mirada a mi alrededor, preguntando el por qué de lo que veo, de lo que he sido. Pero sólo encuentro los sonetos que escribí en el pasado. Mirando alrededor, pensando en el ayer, en el hoy, veo pasar, a mi lado, en la orilla, y en los sonetos que escribí en el pasado. Iré con mi prez hacia el dios de los desesperados, porque aunque me diga que no, sé que está en los sonetos que escribí en el pasado. Y ahora debo creer en la mirada, y aunque es duro el tiempo, es el mío, pero no a mi alrededor, aunque si al tuyo. Y pido. Pido respuestas al nombre. Pido recuperar el nombre. No hay miedo en sentir el por qué. En creer no hay miedo. Pero en mi realidad no hay. Sólo quedan los sonetos que escribí en el pasado. Sólo el gesto de una divinidad podría, al creer en mí, que todo es posible. Desechar el temor. Nombrar el nombre. Crecer y explicar las razones de todo lo absurdo. Escribir sonetos en el presente y no solo recordar los del pasado. Este es el tiempo de la mirada que ha de beber el cáliz del dolor para ser purificado y renacer en lo que es. Y la promesa se habrá cumplido. Créeme. El amor es divino. El amor es como el agua que llueve sobre el alma de quien cree. Creen en mí y serás tú. Ten fe y seremos la vida. Y escribiremos el soneto más deseado. Mientras, ahora, sólo puedo recordar los sonetos que escribí en el pasado.

4 comentarios:

MarianGardi dijo...

Hola, voy a seguir tu blog, pero veo que no tienes el enlace de seguidores!
Interesante tu blog, acabo de llegar y lo he mirado a vista de pajaro. te dare mis comentarios, si tienes tiempon para mirar el mio me encantaria que me visitaras.
Besos

Diego Jurado Lara dijo...

Gracias por tus palabras.
Lo haré, el pasarme por el tuyo.
También para ti.
Diego

Crestfallen dijo...

Triste y bonito texto.
Saludos!

Diego Jurado Lara dijo...

Gracias Crestfallen. Sí, es triste. Demasiado. pero la tristeza hace que salgan los sentimientos de esa forma, a veces inconteniblemente, a veces demasiado expuesta.
Un saludo.
Diego