15/1/09

La simpleza


Produce humor el camino de estupidez que algunas personas siguen, pese a creerse distintos o superiores, sin ver lo tragicómicos que pueden llegar a ser. Se tapan con máscaras de colores con las que parecer distintos, y lo único que muestran es esa estupidez. Son distintos sí, es evidente, pero por simpleza, no por sencillez o por listeza. Son distintos en las formas. Pero qué formas. Y sin embargo parecen. Y lo peor es que hay personas que aun habiendo visto, los creen. ¿Por qué? Que cada palo aguante su vela. Sencillez no es sinónimo de simpleza, aunque esta se vista de apariencia. Pero da el pego. Hay personas que viven, o mejor, que están, que son, simplemente, y que camuflándose con esa especie de pedantería grotesca de lo aparentemente distinto andan por la vida cargadas de orgullo y de razones, pagadas de sí, con un halo de superioridad que no es sino estupidez natural para camuflar complejos de inferioridad. Simpleza. Una lástima pero así es. Y una lástima aun mayor que quien ha visto, ha vivido y ha tenido se conforme, de repente, sin saber muy bien por qué, con la mediocridad. ¿El miedo a determinadas cosas tal vez? Simples en un mundo de simples. Mediocres en un mundo de mediocres. Estar, que no vivir. Conformarse. Pensamos, quizás, que estamos bien así, que no se está mal. ¿Comodidad? ¿Miedo? ¿Inseguridad? Allá cada cual. A mí dadme música de verdad, cualquier música de calidad, buenos cuadros de un pintor genial, dadme poesía, unos ojos que sepan mirar, un paisaje hermoso, conocer, saber, y viviré de verdad, seré feliz. Y yo, a cambio daré todo sin pensar. Decía Séneca que feliz es el que puede dar sin recordar, y que los errores son débiles cuando el amor es fuerte. Por tanto dadme también amor, pero de verdad. Quiero vivir viviendo, pero no en y entre la mediocridad, sino con lo que hace de verdad que la vida sea vida, a pesar de las inconstancias. Derramo lágrimas cada vez que la belleza se me presenta. No todos pueden verla, pero los simples son capaces de llorar ante ella sólo por epatar. Pura simpleza.

6 comentarios:

Marco Bragado dijo...

Me ha gustado mucho lo último que has escrito, siempre leo todo lo que escribes en esta pagina, al leerlo me relajo por la manera que tienes de contarlo, ya me han dicho los del instituto que ya no les das clases, recuperate. Un saludo.

Crestfallen dijo...

Hola Diego, cómo va?

Muy buen texto acerca de la mediocridad. ¿Conformistas?
¿Pobres en mente y simples? Así es como son/somos muchos.
Vivir viviendo, en su totalidad: algo a lo que hemos de aspirar!
Cierto que pocos pueden ver la belleza, aunque haya quien lo aparente.

Me despido (mientras suena "Flying" en el reproductor de música del blog jeje)
Nos vemos, saludos! :)

Anónimo dijo...

Hola Marco.
Me alegro de que te gusten. Gracias. Y gracias por tus deseos. o intentaré. Ya sabes que soy de esos, pero esta vez lacosa es más dura que lo anterior.
Un saludo.
Diego

Diego Jurado Lara dijo...

Hola Mireia.
Lo denos vemos es metafórico. El espacio es, igua que el tiempo, algo contra lo que no se puede luchar.
Gracias por tus palabras.
Sí ue hay personas así. Generalmente actuan por inter´s. Y suelen ser intereses stúpdos o egistas, o propios de la necedad. Lo peor es que alguno les creen. Pero bueno. Supongo ue es algo con lo quehy que vivir. Allá ada cual.
Buen tema, Flying para acompañar.
Un saludo. Y nos vemos o nos leemos, o...

Andrómeda dijo...

Diego, sorry por tardar más de la cuenta, he tenido tanto trabajo que ni escribir he podido.
Me ha gustado mucho tu escrito. La simpleza tiene muchos matices, definitivamente.

Quiero citarte:
"Hay personas que viven, o mejor, que están, que son, simplemente, y que camuflándose con esa especie de pedantería grotesca de lo aparentemente distinto andan por la vida cargadas de orgullo y de razones, pagadas de sí, con un halo de superioridad que no es sino estupidez natural para camuflar complejos de inferioridad"... eso me pareció acertadísimo, pura verdad. Genial.

Sigue adelante, Diego... te dejo un beso y cuidate ;)

Andro.*.

Anónimo dijo...

Hola Andro.
Siempre es un placr tenerte por aquí, saber de ti. Cada uno tiene sus tiempos. La vida es la que es y como es. Hay que amoldarse.
Gracias por tus palabras, por tus deseos.
Un beso y gracias otra vez.
Diego