21/1/09

Me duelen las personas

Me duelen las personas que huyen para evitar.
Me duelen las personas que no confían en la posibilidad de cambiar.
Me duelen las personas que no quieren luchar.
Me duelen las personas que les pides ayuda y no te la dan.
Me duelen las personas que les pides enseñanza y te la niegan.
Me duelen las personas en las que lo negativo pesa más que lo positivo.
Me duelen las personas que ven el hecho desnudo sin sus circunstancias.
Me duelen las personas que se ponen corazas para no ver, para no estar, para no sentir.
Me duelen las personas que se niegan las evidencias.
Me duelen las personas que no dan la mano cuando se la piden.
Me duelen las personas que se niegan a hablar.
Me duelen las personas que sólo se mueven por el interés propio.
Me duelen las personas que se niegan a entender.
Me duelen las personas que no quieren escuchar.
Me duelen las personas en las que el miedo pesa más que lo demás.
Me duelen las personas que sólo ven su realidad.
Me duelen las personas que no confían en los demás.
Me duele tanto que me cuesta respirar. Y aun así, sigo creyendo en ellas, sigo confiando en ellas, sigo estando para ellas, sigo amándolas. Aún más.

8 comentarios:

Crestfallen dijo...

Hola Diego:
Virtudes y defectos todos tenemos, aunque muchas veces los segundos pesan más de lo que deberían...
Valentía, honestidad, humanidad, humildad, mentalidad abierta, auto-control, vitalidad, empatía, esperanza... Cuantas asignaturas pendientes! Sí, los humanos tenemos muchos que aprender todavía, pero como dices, hay que seguir confiando en las personas.
Besos!

Anónimo dijo...

Qué puedo añdir. Verdad sobre verdad. Pero me duele ver so en la s personas Defctos tenemos, claro, pro no me deja de doler. A pesar de tanta cosas, nos cuesta... Pero bueno. Hay que tratar de ser.
Besos también para ti.
Diego

Rudy Spillman dijo...

Este texto, Diego, es de una comprensión sublime. Su final es apoteótico.
Un abrazo, amigo, y buen fin de semana.
Rudy

Anónimo dijo...

Me duelen las personas que se sirben de su autoridad para abusar del más débil.

Me duelen las personas que prostituyen sus emociones al servicio de una demagogia espitual.

Me duelen las personas que creen que son más fuertes porque imponen su voluntad.

Me duele la mediocridad.

EL ÁNGEL DE LA GUARDA.

Diego Jurado Lara dijo...

Muhas gracias Rudy. Un placer siempre leerte.
Un fuert abrazo amigo mío, y que lo pases tú también.
Diego

Anónimo dijo...

Querida/o ángel de la guarda (cuánto necesito uno, de verdad), debería haberlas incluido, pero no van en la idea de lo que pretendía, cro. La guerra y todo lo que la envuelve, el desconcierto ante determinados hechos, y la acción y reacción que esos hechos provocan era mi idea
Pero si crees que caben, caben, aunque alguna de ellas, mirada así entraría, aunque de aquella manera. Ahora, la segunda, y la cuarta...
Por cierto, eso de la mediocridad es muy mío. Parece un dado envenenado y está como a descompás.
Un saludo ÁNGEL DE LA GUARDA, ygracias por pasar por aquí.
Diego

Andrómeda dijo...

Me duelen las personas seudo amigas
Me duelen las personas que juegan con la lealtad
Me duelen las personas que olvidan y se ríen del que recuerda
Me duelen las personas que ostentan soberbias
Me duelen las personas que se alegran de la pena ajena
Me duelen las personas hostiles y extraviadas sólo en la realidad
Me duelen las personas que crecen en cuerpo y se encogen de alma...

Creo que me has dejado una puerta abierta para seguir con una lista que en el peor de los casos sea infinita. Siempre es gratificante leer tus escritos.

Un beso y cuidate mucho ;)

Andro.*.

Anónimo dijo...

Hol Andro.
racia, como siempre, por tus palabras. Todo un placer.
Sí, la puerta es abierta, e infinita. Y tus dolores son,también, esos y más. Hay siempre dolor, pero sólo cabe amar, perdonar,esperar, estar. Difícil, pero es como hay que ser, creo. Es más fácil amarque todolo demás,pero no sé por qué siempre hay algo que nos destroza la felicidad y nosqudmos con la nada o la medianía.
Un beso.
Diego