5/1/09

Vida

Me cuesta escribir. Qué poco me sale ya. Amo la vida como nada. Sólo quiero vivir con intensidad. Sencilla, tranquilamente y en paz, conmigo mismo y con los demás. Tener y dar. Bebiéndola a sorbos, respirando lo que me da, mirando los colores y las formas. Pero hay más, mucho más, y es que no es necesario ver con los ojos, sino en el interior de uno mismo, en los demás y en la vida. Si me he de quedar con algo es con la mirada, con el mirar de unos niños que dan y sonríen y están; el de quien ama sin respirar, de quien entra en las entrañas y te desarma y te hace morir en paz. Prefiero las cosas sencillas, las humildes, las que dan tranquilidad, las que encierran la profunda verdad. Me adormece la belleza de la vida y me hace respirar. La quietud del mar, la grandiosidad de la montaña, el verde del bosque, el marrón profundo… Me cuesta, a veces, tanto, respirar en paz.

5 comentarios:

Crestfallen dijo...

Vivir la vida: qué difícil nos resulta y qué fàcil podría ser, sabiendo disfrutar de lo que nos rodea y valorar lo que tenemos. Y siempre con tranquilidad, sí, con paz interior.
Saludos Diego.

Andrómeda dijo...

Excelente escrito,
me hizo recordar que también yo prefiero las cosas sencillas, simples... no es necesario ser rebuscado para demostrar inteligencia o elocuencia, muchas veces las cosas complejas sólo cumplen el cometido de complicarlo todo. Volver a ser niños no es malo, chapotear en la lluvia y admirar el cielo metálico son momentos que te hacen valorar el estar vivo.

Saludos, Diego, éxitos este nuevo año 2009 ;)

Anónimo dijo...

Hola Mireia.
Qué fácil parece y sin embargo que complicado es. Paz interior. Ahí radica tdo. Cuando no está... Triste, pero real.
Un saludo.
Hola Andrómeda.
Cuánto tiempo. Me alegra tu vuelta. Vi tu blog. Muy interesante. Me gustan tus cuentos.
Llevas razón. La sencillez es esencial. Cuando buscamos lo complicado lo complicamos aún más. Deberíamos ver sin más y no dar vueltas y liar. Pero somo asi. Y a veces no sabemos n perdonar esos errores a pesar de intentar.
Un saludo.
Feliz año y que sea expléndido para ti también en todo lo que te propongas.
Un saludo.
iego

Andrómeda dijo...

Siento si tardé Diego, pero me gusta tu forma de expresarte, estoy de vuelta en mi blog y en los comentarios, estoy atenta a tus publicaciones, ok?
Un beso!

Anónimo dijo...

No te preocupes, cada uno tiene sus tiempos. Me alegra que te guste mi forma de expresarme. Un placer. Yo también estré ahí, y te seguiré leyendo. Un placer.
Un beso para ti también.
Diego